La cotización del dólar oficial supera el techo de la devaluación de Enero 2014 . El mercado cree que empezó una etapa de minidevaluaciones.

Después de 100 días sin superar los 8 pesos por unidad, el precio del dólar oficial empezó a perforar ese techo. El martes el Banco Central lo dejó subir hasta 8,021.

Para los operadores de cambio del mercado legal, es una señal de que podría haber empezado el proceso de minidevaluaciones para salir del congelamiento virtual, establecido luego de la devaluación de casi el 20% que el Gobierno validó en la tercera semana de enero.

El Central terminó adoptando el tipo de cambio a $ 8 como un ancla para contener la escalada de precios, que, según índicadores privados, ya superó el 12% para los primeros cuatro meses del año. Pero justamente por esa inflación que se resiste a bajar del 2% mensual, la ganancia de “competitividad” que se logró con la devaluación ya perdió más de la mitad de su impacto positivo.

De ahí que el mercado descuenta que el dólar a $8 tendría sus días contados. Las proyecciones privadas hablan de que a fin de año el tipo de cambio oficial estará a no menos de 9,10 pesos.

El Central también logró contener la demanda sobre el dólar por dos vías: subió las tasas de interés a cerca del 30%, para convencer a los exportadores de que era un buen negocio liquidar divisas y colocar los pesos a tasa de interés. La otra vía para frenar a los compradores de dólares (los importadores) fue más drástica: pisar las órdenes de compra. En las empresas calculan que hay Declaraciones Juradas de Anticipo de Importaciones (DJAI) por más de 3.000 millones de dólares. Esto es, empresas que no pueden comprar mercadería importada porque no les habilitan el acceso al mercado cambiario.

Con estas dos herramientas el Central logró remontar la caída de las reservas, ubicadas ahora en 28.352 millones. La contrapartida de ese logro, es provocar una sensible desacelaración económica, tanto por la suba de tasas de interés como por el freno a la actividad que significa restringir las importaciones.

Lo cierto es que el Central no parece tener mucho margen para revertir ese escenario. Ante la insinuación de que pretende bajar las tasas de interés, el dólar paralelo recobra impulso. Ayer cerró a $10,80.