El avance de la divisa estadounidense se hace cada vez más notorio, tanto frente al euro como ante la libra esterlina

El mercado de divisas continúa bajo tensión, y no sólo por el desplome de la libra. El dólar sale reforzado también frente al euro. En plena cuenta atrás para la esperada suba de las tasas de interés en Estados Unidos, el euro se repliega por debajo de la barrera de los 1,10 dólares.
La divisa comunitaria cotiza de esta forma en zona de mínimos desde el pasado mes de julio, y se acerca a los 1,091 dólares, los niveles más bajos registrados desde el triunfo del Brexit.

Las actas de la Reserva Federal, publicadas a última hora de ayer, confirmaron las expectativas de una inminente suba de las tasas de interés. Las actas reflejan que los tipos en Estados Unidos deberían subir “pronto”, según los responsables del banco central americano.
El rumbo de la política monetaria de la Fed se mantiene muy alejado del que continúa adoptando el Banco Central Europeo.
Los analistas no descartan aún algún refuerzo adicional en los estímulos multimillonarios introducidos por el BCE. Además, las actas de la última reunión del BCE enfriaron los rumores de un posible ‘tapering’ en forma de un futuro freno en el ritmo de compras de deuda.
Pero más allá de las políticas monetarias, las divisas europeas se encuentran inmersas en la tensión que trasladan las negociaciones sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea.
Los mensajes se han endurecido por ambas partes en las últimas semanas, y la predisposición del Gobierno de Theresa May a negociar un Brexit ‘duro’ ha encontrado respuesta por parte de los países de la UE, que abogan por una posición firme y una defensa de sus intereses comerciales.
La incertidumbre sobre las condiciones fijadas para el proceso de desconexión de Reino Unido de la Unión Europea continúa haciendo mella en la cotización de la libra.
La divisa británica amplía sus caídas y se desinfla hoy hasta los 1,21 dólares. La libra se acerca de esta forma a los mínimos de más de tres décadas que alcanzó el pasado viernes durante el ‘minicrash’. Entonces se desplomó hasta los 1,18 dólares.
La debilidad de la libra se traslada igualmente a su cruce frente al euro. La divisa comunitaria se refuerza una jornada más por encima de los 90 peniques, frente a los 93 alcanzados durante el ‘minicrash’.