Tras las declaraciones de Mauricio Macri sobre su postura frente al cepo cambiario , los demas candidatos a presidente se vieron obligados a tomar postura sobre el cepo cambiario.

El gobernador bonaerense Daniel Scioli salió al cruce de los dichos de Macri y cuestionó la alianza del PRO con la UCR.

Daniel Scioli, en general poco adepto a las declaraciones rimbombantes, se vio obligado a salir rápidamente al ruedo para referirse a la cuestión específica de las restricciones.

En su afán de tomar distancia de Macri para reforzar su perfil kirchnerista, debió asumir otra definición que le puede hacer pagar algunos costos políticos.
Dio a entender que no será factible levantar el cepo en el corto plazo y que la “normalización” cambiaria deberá llegar luego de un proceso gradualista.
Si bien el gobernador había hecho guiños al mercado -como en su reciente presentación ante el Council of America, en Nueva York, donde ofreció abrir una nueva agenda de inversión para el largo plazo- puso paños fríos a una solución rápida.
Es claro que Scioli es quien tiene la mayor incomodidad a la hora de referirse a este tema: si reprocha abiertamente al cepo, o dice que es fácil desarmarlo, parecería que estuviera criticando o contradiciendo al ministro Axel Kicillof .

“El Gobierno viene demostrando cómo se van normalizando las situaciones sin tener que hacerlo por el sólo hecho de estar en campaña, lo hace gradualmente”, afirmó en gobernador.

“El Gobierno viene demostrando cómo se van normalizando algunas situaciones sin tener que, por el hecho de ser un año político, estar haciendo anuncios. Si a cada sector que vas, le decís lo que quiere escuchar… Van al campo y les dicen (a los productores) que van a sacar todas las retenciones”, aseguró Scioli, en diálogo con Radio Mitre.