El valor del euro sigue apreciándose y Goldman Sachs lo ve en 1,25 en julio . Se prevé debilidad del dólar por el aumento de la inflación

El euro sigue apreciándose y este lunes alcanzó los 1,20 dólares. Sube ya un 2,5% desde los mínimos que registró en los 1,17 el 30 de marzo, y Goldman Sachs ha aprovechado para elevar su objetivo para el cruce de divisas de los 1,21 a los 1,25 dólares de cara a los próximos tres meses, lo que implica un potencial alcista del 4%.

La firma de inversión fundamenta su valoración, que llega a los 1,28 para el cierre del ejercicio, en la debilidad del dólar, con la que coincide Lars Merklin, analista de Danske Bank, quien la justifica “en una inflación en Estados Unidos en aumento mientras la Fed ha asegurado que se mantendrá al margen, de momento”, según las declaraciones recogidas por Blooomberg.

Rebote próximo
En lo que va de 2021, el euro todavía pierde un 1,6% frente al dólar, pero estas valoraciones y otras publicadas recientemente por Commerzbank (1,23 dólares), Morgan Stanley (1,25), BBVA (1,22), Nomura Bank International (1,25) o ING Financial Markets (1,28 dólares) indican que se pondrá en positivo en los próximos meses.

Una tendencia que perjudica a las empresas exportadoras y a los inversores de la eurozona que incluyen en sus carteras activos denominados en dólares, pero beneficia a las economías más importadoras y a las más dependientes de las materias primas, como España.

“El retroceso, un tanto sorprendente, que sufrieron los rendimientos de los bonos estadounidenses la semana pasada junto a unos datos económicos muy fuertes impulsaron en líneas generales a los activos considerados de riesgo, incluyendo las materias primas, las acciones y el crédito; y, como era de esperar, esto no fue favorable para el dólar”, explica el equipo de analistas de Ebury.

“A pesar de las tensiones geopolíticas y el nuevo récord de contagios globales del virus, la moneda única disfruta de un nuevo optimismo sobre noticias alentadoras en el frente de las vacunas”, añaden los expertos de Monex Europe.

El BCE será el principal catalizador para el euro durante la semana. “El jueves habrá reunión sobre política monetaria y no se esperan cambios, aunque la atención se centrará en el ritmo del programa de compra de bonos soberanos del plan de emergencia (PEPP, por sus siglas en inglés)”, concluyen en Ebury.